Servicios

Contamos con un grupo de residente fijos, garantizando la atención primaria de mayor calidad y la atención del médico tratante en la especialidad necesaria; así como un área de Emergencia Pediátrica adecuada para el paciente más pequeño, en vista de darle la mayor comodidad y confort en el área de emergencia.

El servicio de hospitalización contempla estadías 24 horas para la recuperación de la salud. La hospitalización mejora la atención médica al proporcionar un espacio para la atención médica continua las 24 horas del día, los 7 días de la semana.

El servicio de hospitalización presta atención médica continuada, de tratamiento estructurado y múltiple, con la integración de distintas actividades terapéuticas, trabajo en equipo de varios especialistas en pacientes con patologías que requieren cuidados diarios y directos. Permite una estadía completa. La calidad y eficacia de la hospitalización está fundamentada en la atención continuada del paciente por el equipo médico y enfermería. El tiempo de permanencia requerido por cada paciente varia y dependerá del estado clínico. Se va reduciendo progresivamente en función de la mejoría del paciente.

En la Unidad de Fisiatría de la  Clínica Piedra Azul trabajamos en la evaluación y seguimiento de lesiones del sistema muscular ,neurológico, articulaciones y nervios que produzcan algún dolor o limitación de manera temporal o permanente.

 

La rehabilitación puede ayudar a muchas funciones corporales, incluso problemas intestinales y vesicales, masticación y deglución, problemas de pensamiento o razonamiento, movimiento o movilidad, habla y lenguaje.

 

 

La terapia transfusional es uno de los mayores logros de la medicina moderna que ha permitido disminuir la mortalidad y prolongar y mejorar la calidad de vida de muchas personas con diferentes
trastornos.

 

 

 

En el Banco de Sangre Hemovital, de la Clínica Piedra Azul, proporcionamos un servicio seguro y con estándares de la más alta calidad, manteniendo un inventario de hemoderivados, que nos permiten garantizar un servicio eficaz, eficiente y oportuno, para todos nuestros pacientes.

 

 

 

En el Banco de Sangre luego del proceso de captación y selección de los donantes, se realiza el fraccionamiento del hemocomponente, generando los hemoderivados necesarios, según los requerimientos transfusionales de nuestros pacientes, utilizando para tal fin, materiales e insumos de primera calidad, equipos de última generación y talento humano capacitado para dar respuesta a los
requerimientos.

 

 

 

A través del proceso de fraccionamiento del hemocomponentes es que se obtienen los concentrados globulares, plasma rico en plaquetas, plasma fresco congelado, plaquetas, crioprecipitado, entre otros. Estos hemoderivados son almacenados en equipos de conservación y refrigeración, destinados a preservar su vida útil, hasta que se activa el protocolo de preparación, según los requerimientos transfusionales de cada paciente, aplicando las pruebas de compatibilidad correspondientes a cada solicitud, y posterior administración del hemoderivado